HATHA VINYASA YOGA

La palabra sánscrita “yoga” significa unión, integración, unificación. Unión del ser humano con Dios o el Absoluto, y –también- esta palabra hace referencia a la integración de todas las partes que conforman a las personas: el plano físico, el plano mental y el plano espiritual.

En este sentido, el Hatha Yoga (comúnmente conocido como “yoga físico”) brinda numerosas herramientas para armonizar, fortalecer y flexibilizar el cuerpo humano, así como también aporta recursos para lograr claridad mental y paz interior. La palabra “vinyasa” hace referencia a las secuencias dinámicas de posturas, enlazadas a través del ritmo respiratorio.

El principal fundamento de esta disciplina es hacer consciente ese estado de unión mediante la práctica de posturas o asanas que, combinadas con la respiración consciente, conducen al practicante al momento presente y lo predispone para un estado de meditación. Todos los aprendizajes conseguidos en la clase de yoga, se trasladan luego a la vida cotidiana, mejorando la calidad de vida notablemente gracias al correcto ejercicio, la respiración adecuada y el descanso consciente.

 

Entre los numerosos motivos para comenzar la práctica de Hatha Yoga figuran:

 

  • Mantener el buen estado físico, ganar flexibilidad, vigor y fuerza.

  • Como complemento a diversas terapias médicas.

  • Para disminuir los síntomas de patologías crónicas.

  • Como práctica previa a la meditación, para calmar las emociones.

  • Para disminuir el estrés y combatir el insomnio.

  • Por placer.

 

El Hatha Yoga puede ser practicado por todo tipo de personas, independientemente de su edad y condición física, ya que el ritmo y la intensidad de la clase de Yoga se adapta a cada uno, respetando sus posibilidades, sus límites y necesidades

 

Beneficios de una práctica regular de hatha yoga:

 

  • Mejora la flexibilidad y movilidad muscular conjunta.

  • Tonifica y fortalece los músculos.

  • Corrige la postura al fortalecer la columna vertebral, aliviando el dolor de espalda.

  • Ayuda a aliviar los síntomas de patologías tales como hiperlordosis, sifosis y escoliosis.

  • Aumenta la resistencia cardio pulmonar y el equilibrio.

  • Estimula las glándulas del sistema endocrino.

  • Mejora la digestión y la eliminación de toxinas del cuerpo.

  • Disminuye el colesterol y el nivel de azúcar en la sangre.

  • Alivia patrones de estrés crónico, aliviando la tensión muscular.

  • Agudiza la concentración, favoreciendo la mente para el estudio y la meditación.