YOGA POST NATAL

Los encuentros de yoga postnatal para mamás y bebés están diseñados especialmente para aquellas mujeres atravesando el puerperio inmediato y no tan inmediato. Se trata de clases de hatha yoga suave, enfocadas en liberar las tensiones típicas de esta nueva etapa, movilizar la energía corporal y volver a tonificar el suelo pélvico. Compartimos el espacio con los bebés.

  • Negro Facebook Icono
 
 

DOULA

Cuando una mujer vive el maravilloso proceso de gestar a un hijo, también debe atravesar nueve meses caracterizados por profundos cambios, gran maduración y una fuerte inestabilidad emocional. Una persona adulta sana, nunca está sujeta a tantos cambios como durante el embarazo.

 

Por eso, el acompañamiento empático de quienes conviven con esa mujer es imprescindible para favorecer un embarazo con bajos niveles de estrés, lograr un parto activo de acuerdo a sus necesidades y preferencias, y promover una recuperación posparto en salud que beneficie el vínculo con el recién nacido y la lactancia materna.

En ese contexto, las doulas ofrecemos atención, escucha, compañía, experiencia, saberes y todo aquello que la mujer pueda necesitar más allá de los aspectos clínicos que aborda la medicina.

 

La palabra Doula deriva del griego antiguo y significa “mujer que sirve”. Aplicado al nacimiento, una doula es una mujer que ha experimentado los nacimientos de sus propios hijos y se pone al servicio de otra mujer que va a parir. Es una Mujer Madre que acompaña física, emocional, y espiritualmente con respeto y amor, a una mujer  y a su familia en la búsqueda de la gestación, embarazo, parto, puerperio y lactancia.

 

A lo largo de la historia de las mujeres, las mujeres siempre fueron asistidas por una partera y acompañada por varias mujeres: Abuela, hermanas, tías, amigas, mujeres cercanas que eran capaces de contenerla emocionalmente, hasta inclusive después del parto. Hace ya varias décadas, eso se fue perdiendo por diversos factores económicos y culturales, de modo que la mujer empezó a dejar de contar con esa red femenina tan esencial y facilitadora.

Las mujeres nos encontramos muy solas, a veces, durante el embarazo, al momento de partir y en el intenso devenir de la maternidad.

La doula aparece entonces para lograr recuperar esa figura femenina, y así “proteger” la memoria de la mujer sobre la experiencia de su parto. Somos las guardianas del espacio físico, energético y emocional en el que la mujer se abre para dar a luz a un nuevo Ser y continuamos acompañándola después del nacimiento y durante la crianza.

¿Cómo trabajo?

  • Doula de embarazo, parto y puerperio: El servicio incluye, como mínimo, dos entrevistas prenatales, dos postnatales y el acompañamiento desde el inicio del trabajo de parto hasta la culminación del mismo. Esto puede variar de acuerdo a las preferencias de cada familia.

 

  • Yoga-Doula: El servicio incluye una sesión de yoga prenatal por semana + un espacio compartido de reflexión acerca de distintos temas ligados a la maternidad (Plan de Parto, Alimentación en el embarazo y lactancia, cuidados del suelo pélvico, exterogestación, y cualquier temática propuesta por la mujer gestante). A este servicio, se le puede sumar el acompañamiento durante el nacimiento del bebé.

 

ALQUIMIA PLACENTARIA

Como la naturaleza sabe guiarnos con instinto y conciencia, volvemos hoy a nuestra esencia al reconocer a la placenta como un órgano intermediario y actor importante en la salud de la madre y su bebé; de alto valor biológico, creado por la madre con finalidad alimenticia, reguladora endocrina e inmunológica y para la coagulación sanguínea, ella puede seguir actuando a favor de la madre y su hijo aún después del parto. 

La ingesta de la placenta la realizan tanto los mamíferos carnívoros como los herbívoros. Incluso estudios antropológicos confirman que las hembras de la especie humana de distintas épocas y culturas poseen un gen que induce a las madres mamíferas a ingerir su placenta y a realizar los cuidados maternales a su descendencia. Sin embargo, factores culturales han introducido el tabú como freno a la placentofagia.

Entre sus propiedades está la enorme cantidad de vitamina K, un potente coagulante que ayuda a frenar la hemorragia en el post parto, y –por otro lado- sube el nivel de hierro en sangre,  previniendo la anemia. También posee una cantidad importante de hormonas que podrían ayudar a compensar el gran déficit hormonal que se produce en el organismo materno tras el parto, lo cual podría estar relacionado con el origen de las depresiones post-parto. 

Entre las hormonas tenemos: La Oxitocina que ayuda a la eyección de la leche y la conexión entre la madre y el bebé, la primer impronta y enamoramiento necesarios para el buen cuidado de la madre a su cría. La Gonadotropina, y el Lactógeno Placentario, que promueve el crecimiento de las glándulas mamarias, regula la glucosa en sangre y también promueve la producción de prolactina, principal hormona para la fabricación de leche, además contiene Estrógenos y Progesterona, que reducen la depresión post parto. La placenta también contiene vitaminas y oligoelementos y produce sustancias de inmunidad para combatir infecciones. Propiedades anti hemorrágicas y cicatrizantes que facilitan la recuperación físico emocional. Y proteínas para fortalecerse en el post parto.

 

Cada placenta es única y responde al código genético de cada mujer, por ello la fórmula de esta medicina es individual, fabricada a la medida de cada mujer en particular por su propio organismo. Al reincorporar la placenta al cuerpo de la madre se reintroduce lo que originalmente la placenta tomó de ella. 
 

Fuente: http://canariasbiomedica.com/


La ingesta de la propia placenta puede ayudar a:

Restaurar la energía tras el esfuerzo del parto.
Aportar hierro, minerales y vitaminas. 
Balancear los niveles hormonales. 
Reducir el sangrado post parto.
Aumentar la cantidad de leche y mejorar la calidad de la misma. 
Ayudar al útero a contraerse a su tamaño original. 
Cuando la mujer está viviendo la transición hacia la menopausia, colabora a equilibrar el balance hormonal, reduciendo los síntomas molestos.

 


Posibildiades de Alquimia:

Licuado: Se licúan varios trocitos de placenta junto con frutas troceadas para ingerir a lo largo de las primeras semanas post parto. Esto ayudará a detener la hemorragia, evitar situaciones de anemia, brindar energía luego de un parto largo o trabajoso y favorecer el balance hormonal. También resulta un recurso muy útil para consumir durante el tiempo en que se preparan las cápsulas.

- Las cápsulas de placenta: Es un método muy saludable de conservación en el que la placenta pasa por un proceso de ser deshidratada a temperatura menor a 48°, conservando sus nutrientes y propiedades medicinales.  Luego, es molida y encapsulada para su conservación. El trabajo es muy delicado, realizado con materiales estériles, cuidando la higiene y la pureza sobre todo. Las cápsulas pueden ser utilizadas en el post parto inmediato, en momentos de enfermedad para elevar las defensas, brindar fuerzas físicas y anímicas, e incluso en la menopausia.

 

- Tintura Madre de placenta: Es una forma de conservación utilizada a lo largo del tiempo, para lograr un producto que concentre las propiedades medicinales de la placenta y, a su vez, resulte práctica de ingerir para toda la familia.

 

- Pomadas de placenta: Se trata de un ungüento de uso tópico realizado a partir del polvo de placenta. Es de uso externo y sirve para tratar enfermedades de la piel, así como también calmar dolores articulares, golpes, hematomas, etc.

- Parches de Amnios: Se trata de una herramienta muy útil en el botiquín familiar, similar a las "curitas" pero elaborado con Amnios deshidratado, lo cual regenera rápidamente tejido quemado o lastimado. Ayuda en la cicatrización de la piel.

 
taller grupal de shantala
taller grupal de shantala
masaje ayurveda para bebés
masaje para bebés

SHANTALA

Las madres en India, desde hace milenios, masajean a sus niños recién nacidos, transmitiéndoles un profundo sentido de protección y amor. El masaje es una vía dulce para despertar las sensaciones, contribuyendo a la liberación del dolor, las tensiones y el miedo. El contacto, que va más allá de las manos y los ojos, es un contacto con el corazón, que facilitará la comunicación entre madre e hijo, contribuyendo al desarrollo físico, cognitivo y emocional del bebé. Esos beneficios lo acompañarán toda la vida. 

 

El taller de Masaje Shantala para Bebés tiene por objeto dar a conocer la técnica tradicional del masaje Shantala. Esta práctica es una vieja tradición india que ha sido transmitida a través de generaciones e importada a Occidente por el Dr. Leboyer en los años 50.

 

El masaje Shantala aporta grandes beneficios para el bebé y los padres:

 

  • Colabora en la percepción del propio cuerpo, las articulaciones y sus posibilidades de movimientos.

  • Favorece la relajación

  • Regula el patrón de sueño

  • Fortalece el vínculo afectivo entre los padres y el bebé.

  • Reduce la incidencia de cólicos y estreñimientos

  • Genera seguridad emocional en el bebé

  • Ayuda a comprender mejor las necesidades del bebé.

 

Es un taller de gran interés para profesionales que trabajan en guarderías infantiles, fisioterapeutas, padres, abuelos, tíos y todas aquellas personas relacionadas con los bebés y el mundo infantil.

 

Contenido del taller:

  • Historia del Masaje Shantala.

  • Indicaciones y contraindicaciones generales del masaje para bebés.

  • Técnica y maniobras básicas del Masaje Shantala.

  • Comprendiendo la energía vital del bebé.

 
InShot_20190518_224346438
prena5

YOGA PRE-NATAL

Cuando una mujer vive el maravilloso proceso de engendrar a un hijo, también debe atravesar nueve meses caracterizados por profundos cambios, gran maduración y una fuerte inestabilidad emocional. Una persona adulta sana, nunca está sujeta a tantos cambios como durante el embarazo.

En este contexto, la práctica de yoga ayuda a la mujer a encontrar bienestar físico, mental y emocional, para disfrutar del embarazo, llevar adelante una gestación saludable y conseguir un parto natural y activo. Además, se logra una mejor y más rápida recuperación posparto, lo que promueve la lactancia materna prolongada.

 

Los cambios son diferentes en cada etapa: En el primer trimestre pueden aparecer algunos trastornos como mareos, nauseas, vómitos y otros episodios que exigen una adaptación para poder funcionar cotidianamente. Luego vendrán las transformaciones físicas más notables en la forma y el tamaño del cuerpo, y los primeros movimientos del bebé, que traen aparejados mucha ansiedad, además de una gran alegría. En el último trimestre, la sobrecarga y las dificultades de movimiento suelen provocar incomodidad, retención de líquidos, insomnio y ansiedad. La mujer debe aprender una nueva forma de relacionarse con su cuerpo y su imagen corporal, lo que le demandará mucho esfuerzo, pero también puede enriquecerla mucho. El miedo al dolor en el parto y la ansiedad por la llegada del bebé son los conflictos más comunes con los que debe lidiar la mujer, para vivir este último trance de una forma saludable en lo físico, mental y emocional.

 

Beneficios de una práctica de yoga regular durante el embarazo:

 

  • Conciencia profunda del cuerpo y los cambios sucedidos en él.

  • La percepción de huesos, articulaciones, músculos y piel.

  • Fortalecimiento y flexibilidad muscular para soportar el incremento de peso.

  • Alivio de tensiones en todo el cuerpo, especialmente en la zona lumbar.

  • Centraliza la pelvis, evitando el incremento de la lordosis.

  • Otorga conciencia de la pelvis, el útero y el canal de parto.

  • Conciencia de los músculos abdominales como sostén corporal y sus funciones en el parto.

  • Brinda conciencia de la respiración más adecuada para el día a día, así como para atravesar las contracciones y, también, respiraciones para pujar.

  • Fomenta la conexión con el bebé desde su vida intrauterina, que luego se traduce en una mejor relación una vez nacido.

  • Promueve el contacto con otras mujeres embarazadas, lo que ayuda a disminuir la ansiedad, los miedos y dudas con respecto a las etapas del embarazo y la planificación del parto.